Ayuno Congregacional

¿Por qué ayunar?

Porque es una disciplina espiritual que nos lleva a humillarnos ante la Presencia de Dios.

¿Cómo me preparo?

 

1. ESPIRITUALMENTE

  • Examinar tu corazón de cualquier pecado.

  • Arrepentirnos para que no haya obstáculo para nuestra oración.

  • Invitar al Espíritu Santo que tome control de nuestra vida y así resistir el compromiso que has hecho con Dios para realizar este ayuno.

2. FISICAMENTE

  • Días antes de comenzar el ayuno, disminuye las porciones de comida.

  • Antes del ayuno, disminuye la cantidad de cafeína y azúcar  gradualmente.

Mientras ayuno, ¿Qué?
  • Tener un tiempo de oración diario.

  • Leer y escudriñar la Palabra de Dios diariamente.

Tipos de Ayuno:

  • Normal: Es abstenerse de comida y agua por un día.

  • Parcial: Solo se consumen frutas, verduras y agua. Este es normalmente para periodos largos.

  • Total: Se abstiene de toda comida y agua. No es recomendable hacerlo por más de 3 días.

 

Recomendaciones:

El tipo de ayuno que realizes, hazlo de acuerdo al tipo de actividad que tienes.

¿Qué puedo comer?

  • Legumbres: Lechuga, repollo, berro y espinacas.

  • Granos: Frijoles, chícharos y lentejas.

  • Frutas: Manzanas, bananas, moras, melón, cerezas, cranberries, toronja, uvas, guayaba, kiwi, limón, mango, nectarina, mandarina, papaya, peras, piña, ciruelas, pasas, fresas y sandía.

  • Vegetales: Zanahorias, coliflor, apio, chile, maíz, pepino, berenjena, papas, calabaza, camote y rábanos.

  • Semillas: Nueces.

  • Líquidos: Agua, agua destilada, jugo naturales  de frutas y verduras.

¿Qué no puedo comer?

Carne, arroz blanco, comida frita, pan, lácteos, cafeína y sodas.